Indispensables Para… Salir a la Calle en Estos Días

Indispensables Para… Salir a la Calle en Estos Días

Es complicado escribir un post sobre lo que ha estado pasando en Venezuela.

En primer lugar, lo es porque muchas de las cosas que están sucediendo las he advertido por años y muy pocos oyeron consejo y me apoyaron. Y ninguno se ha disculpado por caerme encima en su momento.

En segundo lugar, porque sería un post demasiado largo y enrevesado. Hacer una cronología, casi minuta, de todo lo que ha sucedido en el último mes es sumamente importante, y es un proyecto de crowdsource que muchos están haciendo para que nada se olvide.

(igual, nada que está en internet se olvida, solo se ubica donde no va)

En todo caso, iré haciendo uno que otro post sobre lo que he visto y percibido en físico. Las cosas vividas a distancia no las puedo contar con la misma agudeza. No es lo mismo.

Por ello, comenzaré esta serie de posts sobre el Drama dentro de otra serie. Arrancaré un post incómodo dentro de mi zona de confort.

De por sí, salir a la calle en Caracas es algo para lo que se adquiere resistencia psicológica y habilidades estratégicas. Cada paso es un reto y una aventura frente a lo desconocido.

En estos días, la apuesta sube porque queda claro mientras más barbaridades se cometen y se institucionalizan por desespero y sadismo, que muchos saben que salen, pero no saben si regresan.

No obstante, me niego a ser princesa del encierro paranoide temiendo a lo que pueda pasar si. El encierro enferma, engorda y amarillenta todo. Hay que salir a hacer, a ser productivo, a descansar del refrescamiento de las redes sociales, de los audios fanfiction de Whatsapp.

Hay que oír voces distintas a las de la casa, los vecinos doños del Cafetal y las de mi propia cabeza.

Esto implica, por supuesto, hacer unos “ligeros” ajustes en mi rutina de salida. Algo peor que un drama te agarre súbitamente, es que lo haga sin estar preparado.

He aquí, entonces, mis indispensables para salir a la calle en estos días:

Flexibilidad Máxima

No hablo de hacer yoga para recuperar la paz mental que se va cada vez que pasan los colecti-tards.

Hablo de la flexibilidad para modificar planes, rutas de entradas y salidas, conocer los caminos verdes hacia donde quiero ir y hacia donde debo regresar. Tengo tantos planes en mi mente como Excel tiene columnas.

El desarrollo de los acontecimientos y el instinto de supervivencia me guían hacia cuál es el mejor en el momento preciso.

Mi guía principal siempre será cruzar el río hacia abajo, sin importar a qué altura de la vertiente esté. Una vez lo haga, estoy tranquila, porque sé que estoy más cerca de casa.

Zapatos de Goma

Estos no son días par andar de pasarela. Por eso es bueno que ya no trabaje en una oficina con código de vestimenta ilógico para el peatón.

Así vaya a comprar pan (ja!), lo hago con mis zapatos de goma. No conviene correr en Converse, y mucho menos en ballerinas.

Al final del día, es entrenamiento extra, aunque sea poco práctico correr con una cartera llena de corotos.

Kit de Guerra

Hablando de corotos… mis carteras siempre han sido conocidas por la cantidad de cosas que llevo en ellas.

(Debería hacer un “What’s in my bag?” en estos días, por cierto.)

Si sé que hay drama, así esté a 18km del epicentro, o si voy a una zona donde puede haberlo, siempre cargo con mi kit de guerra:

  • Mascarilla de seguridad.
  • Pañuelo.
  • Remedio anti-lacrimógenas.
  • Guantes de seguridad.

Ocupan 1/3 del espacio de mis carteras, pero saber que están allí, con fácil acceso me tranquilizan.

Saldo y Pilas

Estar comunicado es clave y aunque yo no sea la más popular de Caracas, sí debo estar pendiente de no quedarme al aire por falta de energía o de saldo.

Otro skill importante es el de saber escribir mensajes coherentes sin ver la pantalla. La gente me verá como loca en la calle, repitiendo letras mientras tipeo sin ver en mi perolito, solo guiándome por la mente. “XY, A, PQRS, A, JKL, GHI”, me digo mentalmente, mientras camino pegada al lado opuesto de la acera because motorizados.

Todos los Sentidos Abiertos

Este no es tiempo de escuchar podcasts, ni las mismas tres canciones en el mp3. Hay que estar alerta al ambiente para saber interpretar las amenazas mucho antes que se presenten, como los animales.

Sin embargo, esto no significa que voy a estar al borde de un ataque de nervios desde que salgo de mi casa hasta que entro. Cuando pasa una lluvia de poliboli-tards, escopetas de lacrimógenas en mano, mientras intentas cruzar la calle, hay que ser sensato y no atravesárseles a insultarlos ni echarles aceite al estilo barricada mayamera (porque no se consigue!).

Si acaso, se echa un fugaz y sutil mal de ojo, estilo bruja old school. No recomiendo ir más allá de eso, porque bastante que ya están sufriendo por dentro. No gasto mis energías en ellos, sino en regresar a casa sana y salva.

¿Cuáles son tus indispensables para salir a la calle en los tiempos de acabóse total?

Anuncios

3 comentarios en “Indispensables Para… Salir a la Calle en Estos Días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s